LA FELICIDAD Y EL ARTE DE SENTIRLA

LA FELICIDAD Y EL ARTE DE SENTIRLA

woman-570883_1920 (1)

Érase una vez un hombre feliz.  Posiblemente el comienzo de este post les suene paradójico, porque la felicidad no solamente es de un hombre, primero porque sería un acto egoísta para la sociedad y para el mismo y  segundo porque la felicidad a mi parecer ni tuvo un principio ni tiene ni tendrá un final.

La felicidad es tan abstracta como un cuadro que solo entienden algunos eruditos con la diferencia de que el arte de ser feliz se aprende con las experiencias vividas, aunque no siempre aprendemos como debemos o cómo podemos.  No todo el mundo es feliz porque en realidad no se trata de serlo, sino de sentirlo.

Hay gente que es feliz con cualquier cosa, y hay gente que por mucho que tenga o sea no es feliz, o al menos eso parece.  Mucho se ha hablado de cómo conseguirla olvidando que no es algo que se tenga en el supermercado de las emociones sino dentro de uno mismo/a.  Libros y más libros de autoayuda y consuelo en innumerables estanterías esperando a que unos posibles clientes los adquieran para quitarles el polvo que acumulan en la biblioteca de una tienda. La felicidad, que bonita palabra ¿Verdad?

Pensar que estamos en el universo plagado de estrellas y que no sabemos aún si estamos o no solos es un misterio y es ahí donde les quiero poner un ejemplo de la felicidad en ambos sentidos, me explico:

Imaginemos por un lado que resulta que hay otros seres en el universo, que no somos por tanto los únicos, por un lado estaríamos felices de saber que no estamos solos, porque una compañía siempre va bien, pero por otro descubriríamos que somos simplemente otra parte más de este puzzle llamado vida. ¿Ven como la felicidad es relativa?

¿Por qué relativa? Porque cada uno la coloca donde quiere, donde se siente mejor y donde le hace sentirse bien. En este caso, unos se alegrarían de no estar solos y otros al revés. Y ustedes se preguntarán ¿A dónde quiero llegar? Pues señores que la felicidad es libre y que cada uno la busca y la usa como quiere, que los prejuicios no valen y que esta vida es muy breve para estar criticando la felicidad de los demás y que lo mejor es buscar la felicidad de cada uno que para eso está.

¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades?

Germaine de Staël (1766-1817) Escritora e intelectual francesa.

¿ Y tú que opinas?

Post: David Álvarez. Psicólogo Social.

Colaborador de http://www.psicoactiva.com

Fotografía: Pixabay

 

¿Qué es el TRASTORNO BIPOLAR?

¿ Qué es el TRASTORNO BIPOLAR?

El trastorno bipolar, también conocido como enfermedad maníaco-depresiva, es un trastorno mental que se caracteriza por producir cambios inusuales en el humor, la energía, los niveles de actividad, y la capacidad para llevar a cabo las tareas del día a día. Los síntomas del trastorno bipolar son altibajos en el humor muy exagerados, excesivos en comparación a los normales que todo el mundo pasa de vez en cuando. Esta enfermedad causa cambios drásticos que pasan por sentirse extremadamente deprimido y sin esperanza, a períodos de temperamento eufórico casi sin control.

Síguenos en:
Facebook: https://www.facebook.com/psicoactivacom
Twitter: https://twitter.com/Psicoactivacom
G+: https://plus.google.com/+psicoactiva
Pinterest: https://es.pinterest.com/psicoactiva/
Linkedin: https://www.linkedin.com/in/marta-gue
Youtube: https://www.youtube.com/psicoactiva

Beneficios de las Actividades para Empresas

Beneficios de las Actividades para Empresas

business-1296627_1280

Son muchos los estudios que lo demuestran, aquellos trabajadores más satisfechos con su trabajo tienden a ser más productivos, lo que generará numerosos beneficios, ya no solo para el propio empleado sino para toda la organización, y sin duda alguna, las actividades para empresas tienen mucho que ver aquí.

Invertir en prácticas de bienestar para los trabajadores debería ser uno de los principales objetivos para cualquier compañía, ya que, de esta forma, lograrán que éstos se sientan motivados a la hora de desempeñar sus tareas, lo que se traducirá en una mayor productividad, y, por lo tanto, en beneficios en la totalidad de la empresa.

 

Existen numerosas formas de conseguir aumentar la motivación de los empleados respecto a su puesto de trabajo, y una de ellas es mediante la incorporación de actividades extracurriculares en la empresa.

Este tipo de actividades suelen ir dirigidas a la creación de un ambiente integral entre todos los empleados, desarrollando a su vez distintas capacidades relacionadas con su desempeño en la empresa, como puede ser la creatividad, organización, gestión, comunicación o liderazgo.

Las opciones en cuanto a actividades para empresas son múltiples. Estas actividades pueden desarrollarse dentro de la misma empresa: a través de talleres de teatro, proyección de películas un día por semana, concursos de cocina, visitas de familiares al puesto de trabajo… o fuera de ella: jornadas de convivencia en un retiro, realización de actividades deportivas o de aventura, excursiones,…

 

Un claro ejemplo de empresa que reconoce la importancia de la satisfacción de los empleados en su puesto de trabajo lo tenemos en Google, que “invirtiendo en políticas de bienestar para sus trabajadores ha conseguido aumentar su nivel de satisfacción en un 37%, y su productividad en más de un 12%, con lo que hacer felices a los empleados sale a cuenta”.

 

Satisfacer las necesidades psicológicas y sociales de los trabajadores es algo primordial y a través de estas actividades para empresas podemos lograrlo. Mediante su implantación, ya no solo conseguiremos mejorar la integración de los miembros de la organización, crear una mejor adhesión al grupo de trabajo y a la compañía, sino que también, venceremos la fatiga mental que produce el aburrimiento y la monotonía en el trabajo, y que suele afectar de forma significativa a nuestro bienestar físico y psicológico.

Fuente: Ana Pérez, Psicóloga.

http://www.anaperezpsicologa.com/

fotografia. pixabay

 

CUANDO LA RESPUESTA ES “NO” ¿ QUÉ HACER ?

CUANDO LA RESPUESTA ES ” NO ” ¿ QUÉ HACER ?

no-987087_1920

¿Te han dicho NO alguna vez? ¿Te suena familiar? Un No por respuesta conlleva sin duda un momento extraño y hasta te hace dudar por un segundo si estás en lo correcto o en lo equivocado.  A lo largo de la vida nos enfrentamos a situaciones o personas con las que tenemos que lidiar en busca de respuestas para satisfacer nuestras necesidades, pero no siempre obtenemos lo que deseamos para sentirnos mejor, o sea un SI.

Pero si en la vida todo fuera afirmativo puede que no tuviera mucho sentido luchar por las cosas, por nuestras motivaciones y por tanto puede que hasta una respuesta negativa nos genere una reflexión para mejorar y no para empeorar.  Puede que hasta tengamos la oportunidad de renacer entre las cenizas con nuevas expectativas con las que de nuevo enfrentarnos a nuevos momentos de incertidumbre donde  posiblemente por respuestas anteriores estemos mejor preparados para volver a intentarlo. La vida es semejante a una montaña rusa, a veces subes y a veces bajas pero siempre hay momentos de equilibro, así pues no te desanimes y ponte de nuevo en pie.

No es lo mismo escuchar un no por respuesta que un no puedes, porque el hecho de que te digan no, no tiene porque ser tan fastidioso, de hecho nos sirve para analizar porque esa persona nos pudo decir no a nuestra pregunta, propuesta o proyecto. También entra dentro de las posibilidades porque todos tenemos una percepción distinta de las cosas y lo que para unos es un no para otros es un si.  Si todos somos tan diversos ¿Por qué no vas a dar con alguien que te diga si?

Seguro que eso lo habrás comprobado alguna vez, cuando has propuesto algo que una persona rechazó y sin embargo a otra le pareció una idea genial. Esto pasa mucho por ejemplo cuando aspiramos a un puesto de trabajo. Nos preparamos, nos lo imaginamos y cuando llegamos a la entrevista tardamos poco en salir, porque ya sabemos que no seremos candidatos, pero claro… ¿Acaso el otro candidato lo hace mejor? ¿Qué tiene esa persona que no tenga yo? Pues nada. El otro tenía el mismo temor que tu, eso es lo que tenéis en común.  Pero la pregunta sería mejor ¿Acaso no tendrás otra oportunidad? Pues sí y eso es lo que importa.

En realidad el NO está tan presente en nuestras vidas como el SÍ, pero como siempre nos fijamos en lo peor de nuestras cosas. No te preocupes si recibes muchas respuestas negativas, recuerda que muchos personajes en la historia pasaron por esa experiencia y posiblemente aquellos que les subestimaron se tiraron de los pelos por decirles un NO, o a lo  mejor no y se alegraron incluso de saber que fue justo a esa persona a quien tuvieron cerca.

Todos tenemos muchas capacidades y una de ellas muy importante es saber extraer algo positivo de algo negativo. No hay nadie mejor ni nadie peor, la vida no es ninguna competición y en todo caso ni ganas ni pierdes nada, pero si aprendes, que es algo que te servirá para tu propio crecimiento personal.

Tampoco olvides que alguna vez posiblemente tu también has contestado un NO a otras personas y eso no quiere decir que tu no valores a esas personas. Todos, absolutamente somos válidos porque todos podemos aportar algo, y si no encuentras a quién o qué aportarlo no es porque no te lo merezcas, es simplemente que no era el momento. Réstale importancia y comienza de nuevo a buscar tu camino.  Y cuando alguien te responda un si, lo mismo eres tu el que le dices AHORA NO.

Siento una enorme gratitud por los que me dijeron ‘NO’. Gracias a ellos, lo hice yo mismo.

David Álvarez.
Psicólogo Social / Terapeuta

Fotografía: pixabay

DIEZ CONSEJOS PARA GENERAR FELICIDAD

smiley-1041796_1920

DIEZ CONSEJOS PARA GENERAR FELICIDAD

Hoy es, para algunos, Blue Monday, o como ahora se denomina desde ciertas tendencias al tercer lunes de Enero por considerarlo el día más triste del año, según una “ecuación” pseudocientífica que calcula la suma de los niveles de frío y de endeudamiento después de las fiestas, además de otras variables.
Vaya, sí, una tontuna muy grande.
Pero el caso es que un programa de radio me ha dado la inspiración para escribir el post de esta semana, ya que está pidiendo a los oyentes que elijan “canciones happy” para combartir la tristeza de este Blue Monday. Y leñe, he pensado: “¿por qué no un post con consejos (o tips lo llaman ahora) para combatir la tristeza?”
Pero he luego he llegado pronto a la conclusión de que seguramente el primer consejo para combatir la tristeza sea que la tristeza no se debe combatir. La tristeza es una emoción natural, humana, a veces incluso necesaria. No hay que pretender eliminarla o erradicarla de nuestras vidas. Podemos regularla, transformarla e incluso aprovecharla, pero querer negar la tristeza es como… negar que existan los lunes, ¡por mucho que no nos gusten!
Sin embargo, que aceptemos que la tristeza forma parte de nuestras vidas, de nuestros días, no es incompatible con generarse estados emocionales más agradables y deseosos. Así que, ahí va un decálogo de consejos (o tips) para autoproducirse bienestar emocional:
  1. Haz ejercicio físico. Hacerlo regula los niveles de ansiedad y provoca la liberación de hormonas asociadas a estados del ánimo más positivos.
  2. Haz cosas que te gusten. Porque puede que el ejercicio físico no sea lo tuyo. No te preocupes, seguro que hay cientos de actividades para generarte felicidad. Encuentra cuáles y sobre todo, encuentra tiempo.
  3. Ten sexo. Porque esto sí que no me creo que no te guste, y no vale la excusa de no tener pareja o amantes. Es más, como dice el dicho, a veces: ¡mejor solos que mal acompañados!
  4. Rodéate de personas que saquen tu buen humor. Hay gente tóxica, pero también personas que son todo lo contrario, se les debería llamar “gente antídoto” porque son capaces de sacarnos una sonrisa en nuestro día más triste.
  5. Ríete mucho. De un chiste, de una broma, de un monólogo, o incluso de las cosas serias. Oscar Wilde dijo que la vida es demasiado importante como para tomársela en serio. Desdramatizar alivia nuestras penas.
  6. Cuida tu lenguaje interior. Dedicarte palabras amables, automotivarte, redirigir tu atención hacia lo positivo… Las cosas buenas que te dices actúan directamente sobre tus emociones.
  7. Presta atención plena en el momento presente. Pensar de manera excesiva sobre el pasado genera depresión, hacerlo sobre el futuro ansiedad; el único lugar y momento en el que podemos ser felices: el aquí y ahora.
  8. No hagas nada. Porque no es cierto que para ser felices siempre tengamos que estar haciendo cosas. De hecho, sobrecargarnos de tareas nos provoca estrés, ira y depresión. A veces, no hacer nada, descansar, nos relaja y no es improductivo, porque reenergiza y así podemos hacer frente a próximas tareas o retos con mayor eficacia.
  9. Ayuda a otros. No hay que convertirse en el Buen Samaritano. Si no quieres. Pero está demostrado que cuando cooperamos con otros y se crean entornos de solidaridad y gratitud, nuestro bienestar percibido crece.
  10. Sé flexible, abandona la rigidez. Adáptate, reinventa, cambia de planes, enfréntate a cambios, y… Si te dijiste que ibas a hacer una lista de 10 consejos y a última hora te sale uno más (ejem), ¡pues qué te lo impide! Abandona las inútiles exigencias que no guían hacia nada.
  11. Y, como todo esto se ha iniciado por un programa de radio, no podía terminar de otra forma que diciéndote: ¡baila! O canta, o toca, o escribe poesía, o relatos, o inventa, o juega. La creatividad es una de las llaves de la felicidad, ¡no la pierdas!
Y es que, como dice el escritor, guionista y dramaturgo Albert Espinosa: “Pensando se generan los problemas. Y bailando se solucionan”.
Por cierto, ¿recordáis lo que dije sobre que la tristeza no es incompatible con la felicidad? Pues… Na na na   na, na na na na na naaaa…
Fuente: http://psicologiapositivamalaga.blogspot.com.es/
Fotografía: Pixabat

Psicología y Bienestar